“Un signo de confianza para las mujeres en la Iglesia” – Nathalie Becquart

Nunca lo hubiera imaginado, experimento que el Espíritu Santo está lleno de sorpresas. Estoy bastante impresionada y al mismo tiempo lo recibo como una llamada de la Iglesia y del Papa Francisco que viene a unirse a una llamada interior que vengo escuchando desde hace muchos años para servir al sínodo. Acabo de pasar un año y medio haciendo un trabajo de investigación sobre la sinodalidad en el Boston College y ha llegado esta llamada para unirme a ese trabajo. También tuve la experiencia del Sínodo de los Obispos sobre la Juventud, que fue un momento muy fuerte para mí. Así que con todo esto afronto esta nueva etapa que realmente veo como una nueva aventura.